Los 7 mitos más comunes sobre la dieta keto

Mitos sobre keto mitos sobre la dieta cetogenica

Es cierto que al comenzar con la dieta cetogénica o dieta keto, puede haber mucha incertidumbre al respecto, especialmente porque llevar una alimentación alta en carbohidratos y baja en grasas ha sido predominante por décadas.

Al mismo tiempo, es muy común escuchar o leer sobre algunos de los peligros que se pueden presentar llevando una dieta cetogénica. Pero, ¿sabes qué es verdad y qué es un mito?

Me he dado la tarea de insvestigar mas a fondo y de compartir contigo cuales de esas cosas que tanto escuchamos sobre keto son solamente un mito. Así que, a continuación te dejo los mitos mas comunes sobre keto:

 

Mito #1: No se puede hacer más de tres meses

Un mito muy grande acerca de la dieta cetogénica es que es una solución a corto plazo para la pérdida de peso, pero no debe realizarse durante períodos de tiempo más prolongados. La mayor parte de esto se relaciona con los riesgos para la salud percibidos de la dieta cetogénica.

Muchos estudios científicos muestran que la inflamación es la causa de la mayoría de las enfermedades (incluida la enfermedad cardíaca). Un estilo de vida cetogénico bien formulado da como resultado una inflamación muy baja. Entonces, ¿por qué un estilo de vida que reduce en gran medida la inflamación no conduce a una vida larga y saludable?

Este estilo de vida es solo eso, un estilo de vida. Conduce a beneficios para la salud a corto plazo (revertir el síndrome metabólico, revierte problemas autoinmunes y ayuda a perder peso) y beneficios para la salud a largo plazo (evitar la enfermedad de Alzheimer, el cáncer, la diabetes o la enfermedad de las arterias coronarias). No hay ninguna razón por la que una dieta cetogénica bien formulada no se pueda seguir de por vida.

Mito #2: Es una dieta más de moda

Quizá no tiene mucho que escuchamos la palabra “keto”, pero la realidad, es que en 1924 el Dr. Russell Wilder le puso ese nombre a una dieta restrictiva en carbohidratos. Ya desde entonces se empezaba a estudiar la alternativa de una alimentación keto para mejorar la condición de niños con epilepsia.

Por lo tanto, la alimentación cetogénica no es una moda.  De hecho es la forma en que se alimentó naturalmente la humanidad durante muchos años; basándose en proteínas y grasas animales, verduras, y algunos frutos. No fue sino hasta que apareció la agricultura, que la gente empezó a basar más su dieta en granos como el trigo y maíz. Muchas más generaciones humanas vivieron con una alimentación cetogénica, que las que hemos vivido con agricultura y con productos procesados.

Mito # 3: Es difícil hacer músculo y se pierde masa muscular

Un mito bastante común es sobre la perdida de músculo llevando una alimentación cetogénica. La realidad es que no hay suficiente evidencia científica que respalde esta afirmación. Aun que, una alimentación cetogénica bien formulada es muy probable que la masa muscular y el músculo se mantengan. Es decir, para cuidar el músculo es importante el consumo de proteína de calidad en el momento adecuado y hacer entrenamientos específicos para ganar musculatura.

Mito #4: El cerebro necesita azúcar para un buen funcionamiento

Mucha gente dirá que el “cerebro necesita azúcar” para funcionar correctamente. Esto es cierto si el cuerpo está en modo de quema de azúcar. Pero una vez que está en una dieta ceto-adaptada bien formulada, el cerebro funciona principalmente con cetonas, no con azúcar. Todavía se necesita algo de glucosa, pero esta se puede obtener a través de la gluconeogénesis y de los 20 – 30  gramos de carbohidratos que está obteniendo al día. La dieta cetogénica no solo es una fuente de combustible preferida para el cerebro, sino que también se verán mejoras en la cognición, la agudeza mental, la concentración y el estado de ánimo.

Una vez que estés totalmente adaptado a la dieta cetogénica y sigas una dieta cetogénica bien formulada, el cerebro puede prosperar. La memoria y la cognición mejoran, la concentración y el estado de ánimo son mejores y, en general, tendrás más agudeza mental.

De hecho, hay muchos estudios que muestran los beneficios de una dieta cetogénica para el Alzheimer (que a menudo se conoce como diabetes tipo 3 o resistencia a la insulina del cerebro). Cambiar el cerebro para que funcione con cetonas puede tener enormes beneficios para reducir los síntomas de los pacientes con Alzheimer.

Mito #5: Es peligroso para el organismo

Algunos argumentan que la dieta cetogénica es “peligrosa” para nuestra salud, pero este es un mito más de la dieta. Algunas de las afirmaciones más populares son que una dieta cetogénica conduce a la cetoacidosis y la falta de vitaminas y minerales. Echemos un vistazo a cada uno de estos elementos.

  • Cetoacidosis:
    La cetoacidosis es otra afección que a menudo se cita como un riesgo de una dieta cetogénica. La cetoacidosis es un estado en el que los niveles de cetonas aumentan tanto (15 mmol o más) que el cuerpo se vuelve muy ácido. Es una afección potencialmente mortal que es muy real y muy peligrosa. Pero entendiendo como esta afección ocurre realmente no es una preocupación para la mayoría de las personas que llevan una dieta cetogénica bien formulada.
  • Falta de vitaminas y minerales:
    Una vez más, el aspecto “bien formulado” de este estilo de vida es muy importante. Cualquiera que siga una dieta puede terminar careciendo de las vitaminas y minerales adecuados. Pero una dieta cetogénica bien formulada puede proporcionarle el 100 por ciento de la cantidad diaria recomendada de vitaminas y minerales, aunque estés limitando carbohidratos y eliminando la fruta. Aunque escuches lo contrario, el estilo de vida cetogénico puede brindarle fácilmente todos los nutrientes que necesitas para ser feliz y saludable, sin el azúcar y los carbohidratos agregados de las frutas y los granos.

Mito #6: Afecta negativamente las hormonas

Hay muchas afirmaciones de que la dieta cetogénica puede causar problemas con el estado de ánimo, baja energía u hormonas. Si se sigue una dieta cetogénica bien formulada, estos problemas no solo desaparecerán, sino que tendrá muchos menos síntomas de los que podría tener con otras dietas.

Algunas mujeres ven cambios en su ciclo menstrual cuando cambian a este estilo de vida. Esto sucede porque la dieta cetogénica ayuda a desintoxicar los estrógenos malos, como los plásticos, la soja o la linaza. A medida que estos malos estrógenos se desintoxican y el cuerpo vuelve a un equilibrio hormonal más natural, el ciclo también puede cambiar después de uno o dos meses. Después de unos meses, el ciclo menstrual se normaliza y la mayoría de las mujeres se sienten mejor que nunca.

Mito #7: Hay que tener cuidado con el colesterol

Algo que hay que dejar bastante claro es que el colesterol es vital en la construcción de nuestro cuerpo, especialmente las hormonas y el cerebro. Para aclara este punto, quiero basarme en la información  que el Dr. William Arias (@doctordeladieta) compartió sobre este tema, en donde el aclara los siguientes puntos:

  1. El colesterol es necesario para la vida: todas nuestras células están rodeadas de colesterol, nuestras hormonas estan hechas de colesterol, la capa que cubre nuestro sistema nervioso está hecha de colesterol, las sales biliares vienen del colesterol.
  2. El colesterol es tan importante que nuestro cuerpo lo fabrica, así que el colesterol que tenemos en la sangre en una parte es producido por nuestro propio cuerpo y otra parte proveniente de la dieta.
  3. No existe el colesterol bueno o malo, cuando se habla de LDL o HDL simplemente se está hablando de un transportador. El LDL transporta grasas del hígado al resto del cuerpo, mientras que el HDL transporta grasas del cuerpo al hígado. No hay malos, ni buenos en esta película.
  4. Hay dos tipos de LDL, uno GRANDE y POCO DENSO considerado NEUTRO; y otro PEQUEÑO y MUY DENSO, este último es el que más riesgo tiene de “tapar” las arterias, es decir que si se tiene LDL alto, pero es del primer tipo el riesgo de tapar las arterias es muy bajo, mientras que si es del segundo el riesgo es mayor.
  5. Pero no sólo importa el tamaño y la densidad del LDL, lo más importante es si ESTA OXIDADO o NO. Un LDL oxidado se pega a las arterias, el NO OXIDADO no hace daño. ¿Adivina que oxida el LDL? El azúcar, el exceso de carbohidratos y la insulina alta.

 

Los beneficios de la dieta cetogénica solo se aplican cuando se hace correctamente. Soy una prueba viviente de que la dieta cetogénica puede ser una opción de estilo de vida saludable y sustentable. Si estás interesado en transformar tu salud, te recomiendo leer sobre la dieta cetogénica y aprender sobre ella de múltiples fuentes antes de si quiera empezar.

 

 

 

 

 

IMPORTANTE: La información dada en este blog no debe de ser tomada como consejo médico o nutricional.